Artículos Historias

Las cosas que me he hubiese encantado que alguien me dijera cuando empece a tejer

Marzo 1, 2017
Consejos que me hubiese encantado que alguien me diera cuando empece a tejer. Post de marinatorreblanca.cl

Hace no mucho atrás, conté brevemente de cómo me enamore del tejido y cuál fue mi primera experiencia de compra. En ese impulso de comprar lana, querer tejer lo primero que ves y no saber mucho de materiales, puedes cometer muchos errores. Si quieres empezar a tejer y estás en esa fase del enamoramiento del tejido, ¡STOP! Y lee este post de las cosas que me hubiese encantado que alguien me dijera cuando empece a tejer.


Mirando atrás esos meses de aprendizaje reflexiono:

¡Maldición! Si tan solo alguien me hubiese guiado mejor en esos temas! Hubiese optimizado tiempo, trabajo, dinero… ¡e incluso materiales!.

Finalmente el no haber recibido esa ayuda se tradujo a aprender a través de la experiencia, pero era completamente innecesario 😅 Con el objetivo de mantener la buena onda y compartir experiencias, con mucha humildad les dejo los 8 mejores consejos que puedo darles si están empezando a tejer:

Siempre cuesta aprender al principio

1. Siempre cuesta al principio

¿Conoces la frase “más nervioso que perro en bote“?. Solo imagínatelo.

Lo difícil que sería para el mantenerse en pie, tropezarse, sentirse inestable y además recibiendo el movimiento de las olas en esta superficie cóncava. Así igualito empezamos todos a tejer (y a veces ponemos la misma cara de susto).

Manejar las herramientas del tejido requiere práctica, así como la lana en tus manos/dedos y el crear un movimiento repetitivo monótono y armónico con todos estos elementos extraños a ti. Aunque incluso saques la lengua para hacer esfuerzo, nadie se reirá de ti por que todos partimos igual. Que no te de vergüenza el fracaso o la frustración, mantente firme y continúa intentándolo.

Es más: lo entretenido de estas técnicas de manualidades es que nunca terminas de aprender. Siempre hay nuevas herramientas, nuevas técnicas, nuevos puntos, nuevos diseños para tus tejidos, o miles de otras variantes que nunca, pero nunca, serán suficientes.

Si te sientes frustrada en este periodo de aprendizaje, independiente de cuál sea, pide ayuda.

Puedes hacerlo escribiéndome un correo, uniéndote a grupos de Facebook, tomando clases, preguntando entre tus familiares o amigos, buscando ayuda en YouTube o en libros. Hoy en día, puedes encontrar muchas fuentes didácticas de aprendizaje y mucha gente dispuesta a ayudar.

Lana para tejer de colores

2. La lana básica es tu mejor amiga

Al principio, obvio.

Si estás aprendiendo, enfrentemos el hecho que probablemente tu primera creación no sea un Picasso de lana.

Pues quiero contarte algo: existen muchos tipos de hilados, vienen en distintos gramos, son de distintos materiales, o tienen distintos diseños. Todo esto hará que determine su precio.

Pero la realidad es que puedes encontrar ovillos de 50 gramos (los más pequeños) por casi $500 pesos chilenos. O de 100 gramos por $990. Y créeme que te rendirá mucho.

Ese es el “desde“. En el “hasta“, la verdad es que no existe límite.

Hoy en día puedes tejer fibras lujosas incluso de lino, soya, leche, angora, baby alpaca, entre otros que sus valores superan con creces los que te acabo de mencionar.

Son fibras maravillosas, pero guárdalas para cuando tengas más experiencia o ya estés creando tejidos más parejos 😉

3. Tendrás mucha, pero MUCHA lana

Todo es en directa proporción.

Tu entusiasmo = tus ganas de comprar lana = tu presupuesto invertido.

Al parecer para las tejedoras, nunca mucha lana es suficiente. Descubrimos e inventamos más y nuevos lugares donde esconder almacenar nuestros ovillos de lana, por que al parecer, no podemos controlarnos con la compra. Es bastante impulsiva.

Planea donde guardaras tu ovillos: yo partí con una mochila detrás de la puerta de mi pieza. Ahora voy en la mitad de un closet más un estante de 2 metros de alto.

Este es mi espacio de trabajo entre lanas y ovillos. El estante lleno, más un closet frente al escritorio (que no se ve) lleno de lanas.

Este fue mi espacio de trabajo entre lanas y ovillos, hoy sólo se mantiene el estante lleno de lanas 🙂

He llegado al punto de regalar mucha lana, o incluso regalar tejidos a medio hacer que claramente no iba a terminar (podemos decir que después de estar 8 años en mi velador, el tejido ya no se terminará solo).

Si quieres controlar el impulso de la compra, te doy un consejo: antes de ir a la tienda de lanas, escribe en tu casa un listado de los proyectos que quieres hacer, qué lana y cuantos ovillos necesitas.

Por ejemplo: “suéter de bebé para mi sobrino, 200 gramos color azulino“.

Se estricta contigo y mantente firme ante el impulso, y por sobre todo, mantén tus ojos en esa lista y no en los estantes hermosos de lana. Eso te ayudará a comprar “lo necesario” y no “AY-ES-QUE-ERA-TAN-LINDA-NO-SE-QUE-HARÉ-CON-ELLA”. Ahora, si tienes una pena o angustia y quieres ahogarla en lana, pues bien, ¡HAZLO! es mejor que drogarse o comer chocolate y engordar 😉

tejido en palillos circulares

4. Hay una mejor opción que los palillos rectos

“¡Hola! ¡Quiero tejer! Deme los palillos rectos de todos los números que tenga”

¡NOOOOOOOOO! 😣

Este es un punto de comodidad y preferencia, pero no obligatorio. Te diré por qué.

Cuando empecé a tejer, obviamente lo hice con palillos rectos.

Después de tejer impulsivamente, empecé a sufrir unos calambres, dolores en las manos y dedos que no sabía a qué atribuirlos. Luego me di cuenta que era por tejer.

Un poco aterrada por este descubrimiento (además de ir al doctor) empecé a fijarme detenidamente si estaba haciendo algo mal o por qué estaba teniendo estos dolores.

A medida que pasó el tiempo, me di cuenta que cuando tejía con palillos rectos, particularmente en los últimos puntos de cada corrida empezaba a pesar mucho el palillo y yo hacía fuerza con mis dedos para sostener ese peso.

Como ese peso era mucho, mis dedos y articulaciones estaban sufriendo.

¡Pero pucha! ¿Cómo resolvía este tema?. Un poco triste y ya con exámenes y diagnósticos de artritis reumatoide, escribí la experiencia de tejer con artritis en los foros de knitty.com, una revista digital de Estados Unidos.

Para mi sorpresa, muchas chicas me respondieron con mucho apoyo y además compartiendo tips y datos de cómo continuar tejiendo cuidando esta condición.

Y el mayor tip que pudieron darme fue tejer con palillos circulares, los que están unidos con un cable.

¿Cómo funcionaba eso? Pues el peso del tejido estaba continuamente distribuyéndose por el cable y no acomulandose al final de mi palillo, por lo que no sufría de esa tensión en mis dedos.

¡Y san se acabó! Nunca más se me hincharon los dedos ni volví a sentir esos dolores.

Eso, además de masajear mis manos, tomar pausas, variar entre técnicas, etc.

PD: en caso que te lo preguntes, resultó ser que nunca tuve artritis reumatoide. Solo soy un poco hiperlaxa por lo que al hacer ciertas actividades repetitivas, me paso a llevar las articulaciones.

Palillos circulares dañados. Uno de los consejos que me hubiese encantado que alguien me diera cuando empece a tejer. Post de marinatorreblanca.cl

5. Para tejer a palillos, necesitas muchas otras herramientas

¡Ups! Sí.

Por ejemplo: para hacer trenzas necesitas palillos para trenzas. Para dejar puntos en espera necesitas sujeta puntos. Para tejer en circular necesitas set de 5 palillos de doble punta. Para marcar puntos necesitas marcadores. Están los palillos rectos. También los circulares con cable. Sin siquiera mencionar materiales de cada uno de ellos o tamaños.

Nadie me dijo nada de esto.

Cuando empecé a tejer, uno de mis primeros proyectos (y que jamás use en público) fue un gorro de forma triangular que terminaba en un pompón y tenía los colores del arco iris. No sé en qué momento fui tan hippie.

Partí tejiendo con mi palillo circular desde la corona hacia la punta e iba disminuyendo en la medida que el tejido avanzaba. Todo bien hasta ahí. Pero al tener 20… 15… O 10 puntos, ya estaba en problemas.

“¿Cómo miechica se supone que uno teje tan pocos puntos en esta cuestión tan grande?” (El palillo circular).

Sin margen para buscar información o tratar de resolver el tema de otra forma, lo termine forzando. Al punto en que tironeaba los puntos en el cable y así termine dejando mi palillo, como en la foto de arriba. Ahora lo veo y me da pena.

¿Cuál era el camino correcto? A medida que el tejido se achicaba, debí haber cambiado al set de palillos de doble punta.

De este modo podía ir manejando pocos puntos de manera más cómoda. Pero bueno… Como yo estaba empezando a tejer y aprendiendo, quizás los palillos de doble punta no hubiesen sido particularmente cómodos para mí.

Aún guardo de recuerdo estos palillos, a pesar de que ya tienen casi 15 años. Me recuerdan lo atarantada que puedo llegar a ser ¡jajaja! 😂

lanas gruesas para tejer

6. Las lanas gruesas te permiten avanzar más rápido

¡Ay Chihuahua! Cuando partí tejiendo compre muchos ovillos… De Cisne Junior.

Si no tuviste el placer de conocerla, es un hilado para palillos 2,5 mm o 3 mm. ¡HORROR DE HORRORES! Era hermoso tener todos los colores pero cada proyecto que hacía me tomaba una eternidad terminarlo.

Ahora después de 15 años solo tejo lanas gruesas, o para palillos Nº 6 en adelante o crochet Nº 4 en adelante.

Para mi suerte la tendencia chunky está para quedarse, e incluso, ha ido en alza en estos años. Tanto así, que el año pasado el Craft Yarn Council acaba de ingresar un nuevo grosor más de estándares, ya que se está tejiendo con lanas muy gruesas.

¿Por qué me gusta tejer con lanas gruesas? Por que la satisfacción de terminar es mucho más rápida, por qué veo avances más pronto y por que ¡pucha que queda lindo!.

Así puedo hacer mis clásicos “proyectos de fin de semana” que inicio un viernes en la noche y termino el domingo 👌🏻.

Si por algún motivo no te gustan las lanas gruesas o el proyecto que tienes en mente para hacer tu debut en el tejido no le va bien este material, simplemente considera que mientras más pequeño, más posibilidades tienes de terminarlo rápidamente.

piensa bien los tejidos que harás

7. Piensa bien los proyectos que quieres tejer

Este es un error que sigo cometiendo (pero con los tejidos que son para mi).

Empiezo a tejer proyectos, los termino, quedan hermosos y nunca los uso. Me encuentro con que:

  • Las lanas de los tejidos no combinan con mi ropa
  • Era tan gruesa la lana y no hice la forma correcta así que me veo gorda (¡y eso que soy flaca!)
  • Era lindo en la modelo pero en realidad no puedo salir a la calle usando esto
  • No use el punto correcto así que se me transluce el tejido y no tengo nada para ponerme por debajo para taparlo
  • La caída del peso de la lana que escogí no era lo que quería para mi prenda

Y asi.

Es una lástima en verdad, tengo tejidos guardados que hice con lanas geniales, que me demore mucho y que le puse mucho amor y dedicación para mí misma, y no los uso. Los tengo guardados sólo por nostalgia 😢

Aún no sé definir bien qué tipo de proyecto debiese tejer o visualizarlo bien en mi armario. Ahora, esto solo me pasa con grandes prendas, porque con accesorios no tengo ningún problema! 👍

8. Con poco puedes hacer mucho

(Es mi frase favorita en el tejido)

Hace no muchos años me di cuenta que no necesito grandes conocimientos para tejer prendas.

Sabiendo lo básico (realmente lo básico) puedo hacer muchos proyectos. Y no me refiero solamente a tejer bufandas.

Pero con piezas rectas puedes tejer mantas, cojines, ropa de bebé, suéteres para ti, abrigos, gorros, etc. La clave es montarlo o coserlo de la forma correcta.

Por supuesto que hay formas de tejidos que implican disminuciones, aumentos, diseños, etc, pero la verdad es que los puntos más básicos del tejido y una linda lana hacen todo el trabajo.

Es más, mientras más tosco-rústico sea, más acogedor puede verse. Usa esto en tu beneficio.

Ojalá que al momento de que sepas un poco, te animes a crear distintas prendas, creer en tus capacidades y adquirir experiencia.

Un tejido sencillo también te permite avanzarlo mientras estás viendo tv, transportarlo de manera fácil (porque no necesitas estar contando puntos o siguiendo complicados diseños), y terminarlo más rápidamente.

¡Espero te sirvan estos consejos! o si quieres, compártelo a alguien que está empezando a tejer… ¡si le sirve a alguien más, estaré muy feliz!

Un abrazo enorme!

– Marina

 

También podría interesarte

12 Comentarios

  • Dejar una respuesta Roma Marzo 1, 2017 at 2:28 pm

    No soy muy nueva tejiendo, pero sí he estado aprendiendo a tejer cosas distintas que antes no hacía y palillos (not my piece of cake…), así es que me han servido algunos de los puntos que aconsejas. Pero, por sobre todo, me he reído mucho! Gracias.

    • Dejar una respuesta Marina Marzo 1, 2017 at 10:59 pm

      Si es aprendiendo o entreteniéndote, no sabes lo feliz que me hace que alguien lea todo esto que con tanto cariño escribí… me encanta hacer reír a la gente y es muy lindo saber que se puede hacer detrás de una pantalla 😉 Un abrazoli!

  • Dejar una respuesta Morelia Collados Marzo 1, 2017 at 3:14 pm

    Muy buenos consejos.
    Sólo podría agregar mantener apoyado el codo derecho (diestras) todo el tiempo que se teje. Ojalá no levantarlo.
    Yo me pongo un cojín
    Esto es especialmente valioso para las que tejemos varias horas al día y debemos evitar lesiones.
    También que es importante estar cómoda, tranquila y amorosamente dispuesta para tejer. Sino eso se nota en el tejido.
    Así es cómo el tejido se convierte en nuestra terapia. Nos obliga a estar en un espacio mental tranquilo.

    • Dejar una respuesta Marina Marzo 1, 2017 at 11:01 pm

      ¡Excelente consejo! para el tejido y para el computador (con el mouse). Con respecto al tejido como terapia que chori que lo mencionas, es mi siguiente Guest Post de la semana junto a una chiquilla seca en el tema… ¡atenti al lupo! ¡un abrazo Morelia!

      • Dejar una respuesta Morelia Collados Marzo 2, 2017 at 10:57 am

        Fantástico. Yo soy Piscóloga clínica y estoy trabajando en el tema. Quedo atenta

        • Dejar una respuesta Marina Marzo 2, 2017 at 4:32 pm

          Buenísimo! quizás ahi mismo pueda generarse un rico espacio de conversación en los comentarios… ¡un abrazo!

  • Dejar una respuesta Vale Lopresti Marzo 1, 2017 at 11:12 pm

    Marina, llegue hoy a tu instagram, gracias a la Andy de Sawá, y me declaro fan de tu trabajo! Llevo años tejiendo, pero recién los últimos dos mucho mejor, más prolijo, pero me falta mucho por aprender.
    Gracias por compartir tus conocimientos y experiencias!
    Un abrazo

    • Dejar una respuesta Marina Marzo 2, 2017 at 4:34 pm

      ¡Uno nunca termina de aprender! Gracias por dejar tu lindo comentario, seguiré compartiendo! y que rico saber que es apreciado! ❤️

  • Dejar una respuesta Vale Lopresti Marzo 2, 2017 at 3:45 pm

    Hola Mariana, llegué aquí gracias a la Andy de Sawá. Y qué quieres que te diga… estoy mega fan de tu blog!! Me encantó! Yo tejo hace años ya, pero muy autodidacta (youtube es mi copiloto) y lo amo, pero siento que aún me falta muchísimo por aprender.
    Un abrazo grande y muchas gracias por compartir tu pasión con nosotros.

    • Dejar una respuesta Marina Marzo 2, 2017 at 4:36 pm

      YouTube se ha convertido en la herramienta principal de todas, y la verdad es que ya sea en inglés o en el idioma que sea, el ver videos te permite entender todo rápidamente… ¡ojalá te sigan gustando mis post! Los hago con mil cariño 🙂

  • Dejar una respuesta Marita Abril 7, 2017 at 4:47 am

    Hola Marina, me siento identificada con este artículo, yo también aprendí a tejer hace muchos años de forma autodidacta y cometí todos y cada uno de los errores que comentas jajaja! Ahora tengo más experiencia, soy menos impulsiva, planifico mis compras y me pongo todas las prendas y complementos que elaboro. Aunque a veces caigo en la tentación de comprar ofertas o colores que me susurran…cómprame …pero como tú bien dices, mejor eso que otros vicios menos saludables. Gran trabajo Marina!!

    • Dejar una respuesta Marina Abril 8, 2017 at 8:42 am

      ¡Muchas gracias Marita! Que lindos mensajes me dejas y que genial que te des el tiempo de compartir tu experiencia. Finalmente, todos nos tentamos por más lanas pero es muy dificil controlar esos impulsos, jejeje. Un abrazo y buen día!!!

    Dejar una respuesta

    Unete a nuestra mailing list!

    ¡No te pierdas ningún
    patrón de tejido o tutorial!

    Ingresa tu correo y únete a otros tejedores para recibir directamente a tu correo los últimos patrones y paso a paso para aprender a tejer.

    ¡Perfecto! Espera nuestros correos en un tiempito más ;)

    Powered byRapidology